Catequesis, Colectas y Cena del Hambre en la Campaña de Manos Unidas

Nuestra Parroquia ha celebrado durante este fin de semana del 11 y 12 de febrero la Campaña contra el Hambre de Manos Unidas bajo el lema “el mundo no necesita más comida, necesita más gente comprometida“. Así, además de la reflexión que los sacerdotes han hecho en las cuatro misas del fin de semana, las colectas de las Eucaristías irán destinadas al proyecto “construcción de una escuela para 100 niños afectados por el SIDA” que Sor Britto Madassery, de las Hermanas de la Merced y de la Santa Cruz, dirigirá en la ciudad de Banahapa, diócesis de Hazaribag, al norte de la India. El coste del proyecto asciende a 66.005,00 euros. La Almudena colaborará con los 3.100,00 euros que hemos recaudado este fin de semana.

imagen2

Cena del Hambre

Como todos los años, el equipo de voluntariado de Acción Católica que se encarga de la Campaña de Manos Unidas nos volvió a convocar a su ya tradicional “Cena del Hambre”, un encuentro de sensibilización, reflexión, presentación del Proyecto a financiar y sorteo de regalos para seguir colaborando con esta campaña de erradicación del hambre en el mundo en donde aún hoy existen 800 millones personas que sufren el que 1/3 de nuestros alimentos acaben en la basura, mientras ellos siguen pasando hambre.

Catequesis

También los más jóvenes de la Parroquia colaboraron con Manos Unidas, pero esta vez por medio de un juego. Fue el pasado viernes donde los chavales de PostComunión tuvieron una catequesis especial dedicada a la campaña de Manos Unidas de este 2017, con la que se concienciaron de la importancia de ser personas comprometidas. La reunión consistió en un juego en el que divididos en cinco países, cada país recibió unos recursos diferentes para cubrir las necesidades básicas de sus habitantes. En un principio cada país debía abastecer a la población solo con sus propios recursos. Pero ante la gran escasez que algunos tenían, se decidió abrir un espacio para el comercio y el dialogo entre países. Aun así al terminar el tiempo del juego algunos países seguían sin conseguir todos las recursos necesarios y a otros les sobraban recursos cuyo destino era, literalmente, la basura. Gracias a este juego y la labor reflexiva de sus catequistas, los chavales pusieron comprender el mensaje tan importante que la Campaña contra el Hambre de Manos Unidas quería darnos. Terminamos la tarde del viernes haciendo un compromiso por cambiar nuestra actitud para poder cambiar el mundo.

imagen1

Anuncios