La Fundación Cruz Blanca se presenta en la Parroquia

El donativo que los padres de los chavales que tomaron la Primera Comunión en nuestra Parroquia, los días 13 y 20 de mayo, así como las colectas de ambas celebraciones, fue destinado a la Cruz Blanca de Zaragoza.

María Jesús Martínez Joven, responsable del área de Zaragoza de esta fundación, impartió una charla informativa el pasado 1 de junio en la que explicó qué es la cruz Blanca y qué hace, fundamentalmente, en el barrio de Delicias, al que pertenece nuestra Parroquia.

La Fundación Cruz Blanca fue creada por los HH. Franciscanos de Cruz Blanca el 30 de septiembre de 2004 con la finalidad de prestar apoyo a las Casas Familiares/Programas de Cruz Blanca en las áreas que necesitaban mayor coordinación: voluntariado, cooperación internacional, formación, sensibilización… También apoyo técnico en la gestión de programas y búsqueda de financiación que sirvieran de soporte económico a las Casas Familiares.

Se crean distintas Delegaciones Territoriales según la presencia de las Casas Familiares en España y diez años más tarde se trabaja desde Aragón y Sevilla (desde 2004), Madrid y Ceuta (desde 2011) y Algeciras (desde 2013).

Inicialmente la Fundación asumirá el Programa O Cambalache, proyecto de atención a personas altamente vulnerables a la exclusión y a la violencia. Un programa que fue creado en 1996 por la Casa Familiar San Lorenzo de Huesca y hoy está presente en todas las Delegaciones Territoriales de la Fundación.

A lo largo de estos años el proyecto ha evolucionado para dar respuesta a las necesidades detectadas en entornos vulnerables en cada momento, adaptándose a las necesidades específicas de cada territorio y promoviendo la inclusión social de personas o colectivos en situación de vulnerabilidad.

Desde el programa O Cambalache tradicionalmente se ha trabajado por facilitar el acceso a la salud de aquellos colectivos más vulnerables, por eso surge el Dispensario Médico y banco de fármacos, para cubrir la atención sanitaria a colectivos en exclusión social y con dificultades de acceso al sistema de salud.

Complementando al proyecto anterior se crea el Programa O Fogar con una Red de Viviendas de Incorporación Social, para personas o familias en procesos de inclusión, así como víctimas de trata con fines de explotación sexual.

Otro escalón en los programas de incorporación sociolaboral se producirá en 2011, cuando se pone en marcha Entabán para personas excluidas o en riesgo de exclusión, donde se contemplan medidas personales, sociales, residenciales, prelaborales, formativas y de inserción laboral.

A partir de la experiencia de los anteriores proyectos se detectó que debido a la crisis económica existían nuevas necesidades sin cobertura que tenían que ver con la alimentación y los productos de primera necesidad por falta de ingresos económicos. Por eso echa a andar a finales de 2013 en Huesca el Tau Socialmercado, servicio que abandera el Proyecto Educativo de Apoyo a la Alimentación y Necesidades Básicas. Un proyecto que tiene su continuidad en Ceuta y Zaragoza en 2014, en el barrio de Delicias.

Otros proyectos de trabajo comunitario que incluyen programas de conciliación de vida personal, familiar y laboral son los proyectos Vecinas, Zagales y Escuela de Padres. Además en 2013 se creó Chárrame, un proyecto de atención psicológica y jurídica en centros penitenciarios.

En esta década de existencia la Fundación ha colaborado en proyectos de cooperación internacional como Dar al Baraka (apoyo a personas con discapacidad), Al-Basma (integración de menores), Dispensario médico en Tánger y Pastoral penitenciaria en prisión de Tánger.

Y para finalizar, desde 2010 se organizan bianualmente los Foros de Participación para debatir y reflexionar sobre las temáticas relacionadas con el trabajo de la propia Fundación Cruz Blanca. Un trabajo común y acorde al carisma de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca, así como a los Fines recogidos en los Estatutos de la Fundación creada bajo su amparo.

Anuncios